Sunday, November 27, 2005

* Sueños de ocasos violetas.

Tengo control, no te preocupes, no...
Temblando las hojas sitúan su cuerpo
en mi camino, otorgan volumen,
decoran la acera y seducen a las rocas.

El aire también, cómplice de mi razón,
se apura en observar, transmite calma,
se preocupa en dejarme respirar
mientras distrae a mis pies con su suave candor.

Manejando en tu auto, no me lleves a casa, no,
es temprano aún, podemos girar una vez más.
Viajando con vos, tan somnífera sensación,
no hay más palabras, sólo quehaceres que desligar...

Ya no pienses más, no hay nada que explicar...
el frío ya pasó, se sumergió y salió,
nada más que temer, nada que decir,
tan sólo mirame, y no me permitas soñar.

Tan sólo un viaje más, no tiene que terminar,
observá mis manos, son tan díficiles de soltar...
Bien, ahora mirá de nuevo, y no te olvides,
no hay más secretos que consultar.

Mi cuerpo resiste, acongojado por pensamientos ingenuos,
atosigado por el fulgor de miradas extrañas, sabiendo que
encontrará confort en tus pupilas de papel,
justo antes que el sol de la hora del alba.

Alba que emula el color de tu piel
cuando despertás por las mañanas,
violáceo destello, tan parecido al amor,
tan perfecto, tan imposible.

Centelleantes ojos, no dejen de mirar
aquellos oscuros deseos, que ante la luz
de tus marcas, que hice mías,
se transforman en anhelos de simple felicidad.

Una lágrima que tu pulgar no logra secar
recorre tu hombro trazando los planos de mi esperanza...
Sobrevalorado control, no te necesito.
Morir a tu lado, casi imposible no disfrutar.

Sunday, November 13, 2005

* Malvado .

Todo lo que conocí, ya no parece tan claro.
Las melodías que alguna vez me hicieron sonreír,
Sucumben hoy en una uniforme masa de apatías y sinsabores.
Son las caras en el cemento las que me mantienen despierto.

Mi amor, el cielo te devuelve a la tierra,
Eso sí, tenés que venir conmigo,
Emular mis pasos, respirar mi aire,
Contener mi idiotez, purificar mis miedos.

Son las sonrisas, en las caras de él,
motivos por los que no confiaste,
motivos por los que no observaste,
y preferiste seguir corriendo hacia el mar...

Me tomó la vida seguirte,
Y un eterno camino de vuelta encontrarte,
Para que después, en un lapsus de paciencia agobiante,
Decidieras volver a escapar.

Más de mil horas, sin conseguir compromiso,
Más de un siglo tratando de convencer al odio,
para que me deje ir, me deje amar,
me permita escuchar y retomar mi feliz agonía en paz.

Pasé mucho tiempo mirando el suelo,
Pensando en qué podría estar imaginando él,
Mientras estabas conmigo, pensando,
Que quizás ya no importa más pensar.

Son los deseos de un amigo,
Los anhelos de tantos otros...
Contame también qué me pierdo
Mientras escribo estas palabras.

No sé, fijate, puedo llevarte a lugares,
Cantar canciones, besar tu hombro,
Decirte lo que querés escuchar,
Mientras sostengo nuestro amor en cuclillas,
Hasta que te decidas a hablar.

Decime de una vez, hasta que duela,
Porqué no podés abrazarme en silencio,
Pero antes, mi amor, agarrame fuerte,
Porque tengo un corazón susceptible
Que tiene ganas de descansar.


Monday, July 04, 2005

< Dejando la niebla > .

Bueno, gente, primera vez que escribo dirigiéndome hacia ustedes en un carácter no creativo, por llamarlo de alguna forma. Antes que nada les agradezco mucho a todos las palabras de afecto, es realmente gratificante poder agradar desde un ámbito tan frío, distante, careciente de emociones como lo es Internet. En fin, el motivo principal de este post es comunicarles que ya no habrá nuevas entradas aquí en deseosnotanprofundos.blogspot.com . Hace mucho tiempo ya que publiqué mi último escrito y han pasado muchas cosas desde entonces, lo que me motivaba a escribir aquí se ha perdido y es muy posible que jamás lo recupere. Esto no significa que voy a dejar de escribir, sinó que en cuanto retome mis tareas lo haré desde otro lugar y desde una perspectiva muy diferente a la que tenía cuando comenzé con mis momentos catárquicos. En cuanto aflore algún trabajo pseudo-artístico, se enterarán en esta misma página, en el que va a ser mi último post. Saludos, y una vez más muchas gracias.

Monday, April 04, 2005

< Soñando en Abril .>

Y me llegaste, Abril, entre un cielo
de miedo y un sol de papel,
entre dos amarmolados seres y
un café de piedra, me llegaste .

Llegaste y andaste, Abril,
abriéndote paso a través de oxidados anhelos,
de chistes sin gracia y amores sin dueño,
te apropiaste del sueño, lo hiciste al fin .

Leguas y leguas de pasión,
no sucumben al deseo en tu presencia,
los ríos mantienen su cauce tranquilo y no llegan al mar,
contemplando, sólo por un momento, tus ojos de fuego .

Fuego que se empeña en extinguirse,
que arde segundos y apaga cientos de horas interminables,
que viene una vez y se escapa miles,
porque así tiene que ser, dulce, dulce dolor...

¿Cómo reprochar tu promiscuidad, precioso Abril,
si es justamente eso lo que te hace tan especial ? .
¿Cómo pretender fidelidad alguna ?, no es posible .
Pero sé que en el bombeo de tu corazón me repito más que otros .

Y así será, hasta el fin de mi tiempo,
llegás y te vas, te perdés como suspiro en tornado,
como semilla de jardín en el desierto,
como una lágrima en medio del océano .

Te vas y llevás mi alma contigo,
y aquí me quedo, durmiendo con los ojos abiertos,
hasta que vuelva mi aliento y entonces sepa que por fin
has regresado, aunque sea sólo para escaparte una vez más...

Tuesday, February 15, 2005

Esencia .

Tuve que encontrarte, perdonar mi corazón,
decirte lo siento y volver al principio .
Contame tu cielo, sufrime tu infierno,
no sabés lo adorable que sos ...

Me diste jazmines, nubes y agua,
pudiste abrir mi mente con tu llave de aire,
conseguiste por un momento que brillen las rocas,
mientras lográbamos apartar al silencio .

Ocasos violetas atestiguaron mi letargo,
en el mismo momento en que declarabas su libertad .
Mi tiempo es el frío, el tuyo la primavera,
pero amarillo es nuestro puerto final .

Nadie me dijo que sería tan díficil,
nadie tuvo en cuenta mi negligencia sin causa .
Sí me contaron de tus rios de arena y sal,
que sellarían en el anochecer mi condena .

Pero que regocijo observar tus comisuras
alegrar mis días sin pedir nada a cambio,
que placer es que me invites a tu alfombra
para ser parte de tus rituales de azúcar...

Me conformo con poco, dame tu mano
para así poder crear las mías,
para adivinar mi suerte eligiendo la tuya,
para unir las piezas que faltan inventar ...

Me preguntaba si alguna vez pensaste
en mi como yo lo hago ahora en vos, pero claro,
ya no queda savia que supuren tus árboles de miel,
nada late tan fuerte como yo quisiera .

Termino tu rompecabezas, me preguntás
en silencio, me estremece el apremio,
tiemblo al observar tus pupilas reflejándose en las mias,
buscando respuestas que mi mente rehúsa procesar .

No importa, mi amor, mirá el crepúsculo,
acompañame en este baño de estrellas,
y vuelve a sonreir para que de una vez
pueda regresar feliz a mi paz .

Tuesday, February 01, 2005

Mira a las estrellas .

Veo tu cara, siento revolotear los ángeles sobre mi
mientras tu pelo roza mis manos...
Enciendo tus pupilas con el candor de mi piel,
mientras acaricias mi alma con amor sepulcral .

Nos hablamos insonoros, nos besamos a distancia
sin siquiera observar nuestros labios moverse
al compás del viento, suspirando al olvido,
evocando una luz de esperanza que nos permita existir .

Me transportas a un mundo sin melancolía,
donde todo lo que hay es un reflejo de tu ser .
Si sólo pudiera quedarme aqui para siempre,
si tan sólo fuera capaz de esquivar las balas del destino...

Estrechas mi cuerpo con una ansiedad abrasante,
tus dedos finalmente logran alcanzar el fervor de mi alma,
produciendo un estallido de despertares largamente reprimidos,
incitándome a traducir mis palabras y anelos en prolongados suspiros .

Tal vez en otra vida pueda entregarte mi esencia,
para que hagas lo que te plazca con ella,
para que me tengas por siempre en tus brazos
y sientas de una vez lo que motiva a mis sentidos .

Mientras tanto, procura continuar transmitiendo tu belleza
a los millares de estrellas que brillan por ti,
que se estremecen con tu voz de marfil e
iluminan mi camino, casi tanto como el destello que ofreces
cuando me me miras a corazón abierto .





Wednesday, January 19, 2005

Catársis de Verano < segunda carta > .

El incipiente resplandor de tus ojos me dice que continúe batallando contras mares y vientos para encontrarme en vos una vez más. Mientras tanto, mi cuerpo es indulgentemente atraido por tus dedos de seda hacia una trampa de tempestades ocultas en el nunca lo suficientemente mal ponderado tiempo, más allá del cielo y las estrellas . De paso te adueñas de un momento inalcanzable para cualquier otro ser humano de esta galaxia y en pocos segundos me cuentas historias increibles, que iluminan mi conciencia, que opacan mi letargo...

En ese momento caigo en la cuenta que ese resplandor antes mencionado no tiene otra opción más que dirigirse a mis pupilas . En unos instantes dejé de ser un sueño preciado para convertirme en una piedra en tu camino. La desazón es incontenible, la veracidad de mi conjetura es inapelable. No tengo más senderos que recorrer, ni más batallas que luchar, pues en realidad esos senderos y esas batallas fueron siempre fruto de mi imaginación, nunca estuvieron allí, mi mente las creó buscando probablemente un antídoto que haga frente a mi eterno desvelo del corazón.

De la decepción a la rabia, de la rabia a la tristeza, de la tristeza a la resignación, de la resignación al olvido. Esos son mis verdaderos caminos, y es hora que emprenda mi viaje, sin otra ilusión más que aquella que aún mueve mis entrañas, que todavía estremece mis sentidos...

Quizás algún día poder ver ese resplandor alumbrando mis ojos, mi cuerpo, mi alma, sin tener que apropiármelo casi sin que lo notes .